Reflexion: Todas las hojas son del viento

Pequeña Reflexión

Hace tiempo que vengo construyendo este post, aunque nunca me pude sentar a escribirlo, ya sea por falta de

Foto de lo que fue el puente de los candados
Un simpático legado cultural lo que fue el puente de los candados

tiempo, ganas, o simplemente inspiración, y termine escribiéndolo, el subte de BsAs, viajando de una punta a la otra de la linea B. Puede que el haber terminado un viaje, o el de que mañana es mi cumpleaños, o tal vez, un simple mensaje me dio el empujón que me faltaba para escribir la siguiente pequeña reflexión que fue creciendo viaje tras viaje, y que esta lejos de terminar, mas bien, es algo que recién empieza…..

 

Para poner todo un poco mas en contexto… Hoy estaba buscando un contacto en mi teléfono cuando me llego un mensaje de una conocida alemana de la cual hace dias no tenia noticias…. Ella me avisaba que esta en Chile y próximamente vendrá a Argentina, minutos después me llegaba otro mensaje de una amiga brasilera a la que visite el mes pasado (después de dos años de estar en contacto mediante facebook), ella pedía una dirección de mi ciudad para poder enviar un regalo de su parte (De mi parte viajaron un par de cervezas argentas :D). Esto me hizo acordar a que aun debo enviar un regalo para Alemania, y tal vez lo envié por alguien que vive allá o veré…  

….Por mis venas va, ligero de equipaje, sobre un cascarón de nuez, mi corazón de viaje….

Peces de Ciudad – J. Sabina

En los últimos años estuve viajando, no solo para conocer monumentos, estaba interesado en conocer culturas y personas. Descubrí que una de las actividades que mas me apasiona es la de ver las reglas implícitas en las sociedades, formas de vida, los asuntos que ocupan la agenda…. En la sociedad occidental podemos dividirla en la cultura americana y europea, y dentro de cada una podemos dividir por país, luego podemos dividir por regiones y mas aun podemos seguir dividiendo por ciudad, y posiblemente si queremos ahondar, podríamos profundizar en las ciudades y ver los distintos tipos de sociedad que conviven. En fin, la oferta es muchisima, y las reglas pueden ser cosas tan simples como la manera de cruzar la calle, la manera de desayunar, o sacarse o no los zapatos al entrar a una habitación, hasta los conceptos de amistad, familia y pareja.

Uno de los países por los cual tengo debilidad es sin duda Alemania, en los últimos cuatro años visite Berlin (dos

Solo sentarse y observar el alrededor
Solo sentarse y observar el alrededor

veces) Munich, Dresden y Leipzig, y espero poder recorrer la ruta romántica en un futuro no muy lejano. Algo que no me canso de ver el contraste que hay entre las ciudades que fueron soviéticas con las que no, esto sin caer en la dicotomia de si hay un lado bueno o malo. Pero si viendo como cada parte conserva los distintos valores, los tradicionales, los que fueron incorporados, los que hoy en día se ven reflejados en las calles de la ciudad.

Mis próximos viajes están apuntados a seguir conociendo nuevas culturas, algunas que me son totalmente desconocidas, para conocer mas estilos de vida y poder aprender de ellos.

Algunas decisiones son tomadas por el entorno donde uno se mueve, generalmente lo que nos rodea termina condicionando o hasta guiando a nuestras decisiones, viajar ayuda a ampliar este entorno.

Trabajo como analista de sistemas, y generalmente el trabajo de análisis, todo termina concluyendo en una dicotomia booleana de si y no (o en números binarios, 0 y 1), la sociedad en la que vivo tiene una tendencia con el tema de elegir entre un lado y el otro, es algo que tenemos muy enquistado hace años. El lugar para el gris, termina siendo mal visto. Desde hace tiempo asumí que los extremos son peligrosos para un pensamiento libre y puro, puede que esto sea lo que haya empujado a conocer nuevas fronteras, nuevos pensamientos, nuevas perspectivas para las mismas preguntas.

Tiempo atrás, antes de empezar este blog, empece a profundizar en distintas preguntas casi existencialista, y volví a reflotar una antigua pasión que tenia por la filosofía (Desde la clásica filosofía griega hasta Sartre o Camus, pasando por lecturas orientales y católicas como San Agustin), y esto derivo en volver a consumir música y literatura que están relacionadas con el tema. Y ya que menciono filosofía, existencialismo y música, me lleva a citar a un tema precioso del Flaco Spinetta que se llama, Todas las hojas son del viento (Y me parece que queda bien como titulo del post)… En los últimos años, una de las personas que sin duda me cambio la vida, uso una frase muy parecida a “Todas las hojas son del viento” (o así lo interprete yo) y como consecuencia me dio el empujón para todos los viajes que hice. Hoy en día, aun con muchos planes de viajes en la cabeza, y con muchas ganas de escribir, me es inevitable no reflexionar cada vez que escucho la canción… “Todas las hojas son del viento…”

Atardecer rodeado de locales en Alemania
Atardecer rodeado de locales en Alemania

Desde este lugar, y como conclusión de este pequeño texto, es invitar a quien este leyendo el post,  a que viaje,  que conozca, que experimente, que el motivo del salir no sea el de solo ver los monumentos, o lugares significativos, tomate un tiempo para conocer a la gente, a la cultura, tomate cinco minutos mientras estas en el transporte publico observando a tu alrededor, pasa una tarde en una plaza para ver como juegan los chicos, viaja para enriquecerte con culturas nuevas, con tradiciones que te son ajenas, viaja para poder tener una perspectiva un poco mas universal de la vida.

3 comentarios en “Reflexion: Todas las hojas son del viento

  1. Buen posteo Mauri! Pocas cosas nos enriquecen y nos abren la cabeza tanto como viajar.

    A dos meses de viajar, en mi caso, por primera vez afuera del país (y de paso de continente, hemisferio y zona horaria, por las dudas), la mezcla de miedos (de los buenos, de los que te hacen avanzar) y ansias es muchas, así que voy a estar hurgando el blog para manijearme cada vez un poquito más.

      1. Aguante el flaco!!! Y de atrás para adelante. Me acuerdo el día que murió el flaco estaba con unos amigos en “La cumbrecita”, Córdoba. Supongo que por ese momento lo tengo tan ligado a los viajes. Los miedos, como casi todo, se van con el conocimiento, ya cuando estés en viaje, focalizate mas en disfrutar! Esta dando vueltas por mi cabeza unas palabras acerca de esta “enfermedad” llamada viajar… De nuevo, disfruta mucho el viaje, pero sabe, que es de esos vicios que son un viaje de ida (Y en lo personal, vale la pena!)

Deja un comentario