Estafa a la ¿italiana?

Segundo post que habla de una estafa en Italia (acá te dejo el link al primer post). El primer día que pase en Roma, me toco vivir dos situaciones raras en menos de una hora, y sin embargo, por mas que suene raro, no es un lugar donde podría decir que me sentí inseguro, todo lo contrario, pero por si van a ir a Roma u a otra gran ciudad, les dejo una anécdota para que tengan en cuenta.

Sos preciosa y lo sabes
Sos preciosa y lo sabes

Cuidado con los fotografos en las atracciones turisticas

Roma: Arte por todos ladosPrimeros dias de marzo del 2013… Ni bien bajamos del avión en Fiumiccino, tomamos el bus que nos llevaba a Termini, caminamos hasta el hospedaje, dejamos las cosas en la habitación y salimos a caminar hasta que se hizo de noche (Aproximadamente habremos caminado unas 3 o 4 horas), el recorrido incluía un par (Si total abundan en Roma) de iglesias, la plaza España, y al volver pasamos por la imponente “Fontana di Trevi”.

La cuestión que cuando llegamos a la Fontana repleta de turistas, intentamos sacar la mejor foto posible entre tanta gente, con nuestra cámara, íbamos de a dos, para que cada uno pudiese tener la foto individual, cuando terminamos de sacar las fotos aparece una persona y se nos ofrece sacarnos una foto  y pecamos de ingenuos…

Lo que en cualquier otro lugar seria algo común y corriente, pedirle a alguien para que te saque una foto, en Roma no es tan así…

En ese momento apareció un “amable” personaje, de orígenes poco italianos que nos ofreció sacar una foto con nuestra camara, cosa que hizo al instante, acto seguido y casi sin darnos tiempo, saco su polaroid y ya era demasiado tarde… Tenia nuestra foto, y no se iba a ir sin que le paguemos algo a cambio.

En Argentina diríamos que el nos “apretó” y no nos dejaba salir, insistía con la foto, nos la ponía en la cara, salimos de la multitud (si, la fontana es una rockstar y esta lleno de gente).

Al final como era nuestro primer día en Roma y apenas teníamos dinero encima, terminamos pactando la bendita foto por unos 20 Pesos Argentinos (Algo alrededor de 2 o 3 euros en ese momento) y a cambio tenemos una foto impresa polaroid de recuerdo y una estafa (¿A medio hacer?) de anécdota.

 

 

Deja un comentario