Castillo de Neuschwanstein – Alemania 

Neuschwanstein. – En las cercanías del pequeño pueblo de Füssen, se encuentra uno de los Castillos más famosos (e inspiradores) de la historia. Con un diseño neo gótico, el castillo de Neuschwanstein fue iniciado en el 1869 y finalizado en el año 1886. Por decirlo de una manera, era una época donde la construcción de castillos estaba como decirlo “fuera de moda”. Posiblemente por estas razones este castillo es tan particular, a diferencia de la mayoría de castillos que se pueden observar.

Después de un largo rato, a volver a postear algo. Y preparando para una renovación de post para el 2018.

Neuschwanstein, un poco de historia.

Como bien indica el nombre (Ok, la traducción), nos encontramos ante el nuevo (Neus) piedra del cisne (Schwanstein). Resulta que su ideólogo fue Luis II de Baviera. Luis II había pasado gran parte de su infancia y adolescencia en el castillo de Hohenschwangau, que previamente se llamaba Schwanstein. Sin duda esto fue de una inspiración tal, que desde el día que hereda el poder (y por lo tanto los recursos económicos) debido a la muerte de su abuelo, estuvo planificando el Nuevo (Neu)Schwanstein, en una época donde los castillos, pasaban de ser fortificaciones militares a palacios residenciales.

El bueno de Luis, quería residir en el castillo que se encontraba en las afueras de Munich, y se ve que su obsesión lo hizo mudarse, aún cuando el Castillo no estuviera terminado. Sus constantes caprichos, y deseos, hicieron que las deudas para la construcción del mismo colaboren a que el gobierno de Baviera incapacite al Rey y lo saque del castillo donde se había amotinado. Para su suerte (o desgracia) pudo vivir 172 días en el imponente castillo antes de que falleciera por motivos pocos claros.

Neuschwanstein, en tiempos modernos.

El “amigo” Luis II, se había dilapidado una fortuna, en una casita de verano, de varios pisos, en medio de las montañas alemanas. Si bien el gobierno lo castigo, hay que agradecer que tan faraonica obra haya quedado retratada en tantas películas. Sin contar que fue una de las principales influencias para crear el Castillo de la bella durmiente (Mejor recordado por ser el castillo que Disney pone como logo en cada una de sus cintas). Entre las Películas que aparece:

-Operación Monumento.

-Spaceballs (Larga vida a Mel Brooks).

-Chitty Chitty Bang Bang.

Y posiblemente le hayas visto infinitas veces tanto en pinturas o en series. Realmente Luis el loco, tal vez no era muy cuerdo, pero creo una obra inspiradora.

Neuschwanstein, ¿Como llegar?

Si bien el castillo se encuentra cerca de la frontera con Austria, la mejor manera de llegar es tomarse un Bahn desde Munich a Füssen (unos 50/60 eur, Ida y vuelta). O sino directamente llegar desde Munich en auto. El recorrido en tren dura unas 2 horas, y te deja en la terminal de Füssen. Ubicado en las cercanías de las montañas, Füssen es un pueblo encantador, digno vecino para alojarte una noche antes o después de visitar el castillo. Desde Füssen salen micros a toda hora para ir al castillo que se encontrara a unos 6 o 7 km.

Recomendaciones:

  • En mi caso, visitamos el castillo en Invierno. En lo posible, evitar esta temporada. Realmente hace frío, y el micro te deja a unas 3 o 4 cuadras que hay que caminar en subida para llegar al castillo.
  • Las vistas por fuera del castillo son gratuitas, pero de querer entrar, hay un pequeño tour pago.
  • Si bien las vistas son increíbles, las mejores vistas se obtienen desde el puente de Maria (Marienbrücke). También para llegar, hay que caminar otro tramo.
  • Aprovechar y quedarse una noche en Füssen. Las vistas del amanecer en las montañas, son espectaculares. Ademas el pueblo, si bien es pequeño, es encantador y tiene oferta de gastronomía y actividades varias.

 

Frió!

 

Bueno, un post (de fotos viejas) después de meses sin actualizar. Pero preparando mucho material nuevo.

Deja un comentario