Buenos Aires. La Grande: Fiesta Espiritual.

La Grande. Martes, 20hs. Vamos caminando por Avenida Corrientes, a la altura de Dorrego, lejos del centro de la Ciudad. Doblamos por una esquina, unas cuadras antes de llegar a Lacroze. Ironía. A nuestras espaldas el cementerio más grande de Buenos Aires es el paisaje para ingresar a uno de los locales más vivos de la zona.

Pagar la entrada, y caminar por un pasillo que nos lleva a la barra. La misma gente de cada martes que nos atiende. Nuestra única duda es, si hoy a la comida la acompañamos con un vino o cerveza. Elegimos, pagamos y vamos a retirar el pedido en la misma barra. Minutos después, encaramos para el fondo. Pasamos el escenario, que apenas esta a centímetros del suelo y da un indicio de lo que nos espera. Dos baterías, un teclado, un chelo, un bajo, una guitarra, un trombón y un saxo. Los instrumentos esperan armoniosamente junto a tanto amplificador y pedaleras. Pasado el escenario, nos ubicamos en el fondo, entre mesas de Metegol y Ping pong. Momento de cenar algo rápido, que el show va a empezar.

La Grande

La Grande. Sonidos y Señas.

Empieza a sonar el primer acorde, y la gente que jugaba en el fondo, va acercándose al escenario. Donde La Grande, hace de las suyas. Con un invitado (que durante la noche, se sumaran unos cuantos más) empieza una primera ronda de música que puede ir variando desde un Funk, a una onda Jazz, para pasar a algo más blusero, un toque de candombe, hip hop, y hasta Folklore ¿Porque no? Todo el repertorio puede ir cambiando, pero por más abrupto o disimil parezca, siempre termina siendo un mimo para el oído, y una invitación para bailar.

La Grande-113

Pero no es simplemente un concierto, y no por nada La Grande, para mi, esta relacionado con viajes. Muchos de los extranjeros que vienen a Bs As les interesa ir a ver un (muy buen) show, La bomba de tiempo. Tanto la bomba de tiempo, como La Grande, están comandadas por el genio de Santiago Vazquez. En ambos espectáculos se maneja un Lenguaje de ritmo con señas (Ok, en la bomba, percusión con señas). Lenguaje inventado por Santiago Vazquez. Lo cual hace que siempre haya un director que vaya orquestando y modificando ritmos, y sonidos en vivo y en directo. Esto hace que los geniales músicos e invitados vayan improvisando y remixeando, lo cual le da al show, una energía y renovación constante. Misma base, pero una música distinta para cada martes.

La Grande-135

La Grande. Un Baile sacado.

Pasada la primera parte de La grande, es hora de un poco de música junto a los Djs, momento para aprovechar e ir a tomar algo más, para después bailar con mash ups de lo más variado que pueda existir (Podes pasar de escuchar Eminem a Dady Yankee en menos de 5 minutos). A la izquierda del escenario, se puede apreciar, que mientras la banda tocaba, y también luego, un par de artistas plásticos, hacen de las suyas en sus lienzos.

La Grande

Luego del intermedio, se viene el Jam. La Grande vuelve a escena, esta vez con más invitados (algunos, habitue). Y ya no hay excusas. Con ritmos más veloces, invitan al que público empiece a danzar alrededor del escenario. El director va a ir cambiando, como también los músicos e instrumentos. Lo que no varía son las señas y miradas que constituyen un espectáculo que invita a volver cada martes.

La Grande-109

Para mas información al respecto, dejo el Link, donde generalmente publican los músicos invitados. El Show se presenta todos los Martes en Santos Dumont 4040 (Santos 4040).

Un post que hace rato tenía ganas de hacer. De hecho, nunca tuve el material para hacer post de fiestas parecidas en Berlin & Leipzig (habrá que volver…), pero hago uno de Buenos Aires para sumar a la sección de Turismo en BA. Igual, si todo va bien, pronto se vienen más posts de espectáculos musicales, pero en otra parte del mundo.

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar

Deja un comentario