Wicked – Un musical de Broadway en Brasil

El sábado trabajo en el teatro, en la obra Wicked, nos dijo nuestra amiga brasileña, deberían venir a verla.

Realmente no soy fanático de los musicales, y los últimos que había visto, no me gustaron para nada (Nunca me pude sacar el mal sabor de a ver visto El pasajero (Passing Strange) en BsAs) . Pero tenia muy buenas referencias de Lion King, y siempre me arrepentí de no haberla ido a ver cuando pude en Londres, y si hay algo que detesto no es cuando veo algo malo, sino, cuando evito ver algo bueno. Por suerte el mismo día compramos las entradas para ir a ver un show de Broadway en un idioma que no domino…. Y sin embargo fue una de las mejores cosas que viví en Sao Paulo, espectacular.

Ayer un amigo me paso el CD(Lease, lista de Spootify) de Wicked y no pude evitar recordar el musical que fuimos a ver en Sao Paulo, y por mas que tal vez cuando leas esto posiblemente no tengas oportunidad de ir a ver ese musical, esta entrada va mas enfocada a la experiencia en si, de ver un show “desde otro lado”. Si podes ir a verla, aun mejor, estoy seguro de que no te va a defraudar.

Escenografía espectacular
Escenografía espectacular

 

Nuestra amiga Nati trabaja de fotógrafa y esa tarde tenia que hacer el backstage de la obra, así que nos encontramos con ella unos minutos antes en la entrada del Teatro Reanault (dicho sea de paso, ese día antes de llegar al teatro, vimos como un policía con una escopeta reducía a un presunto ladrón a unas cuadras del teatro, no podemos pasar un viaje sin ver arrestos) una vez en el teatro, adentro era un mundo de gente comprando el merchandising de la obra, tazas, remeras, collares, todo lo que puedas imaginar.

Entramos a la sala principal cinco minutos antes de que empiece la obra, y apuesto una mano a que eramos los únicos extranjeros en la sala, todo el mundo hablando en portugués, muchas familias, aunque muchos adultos solos. Sobre el escenario una escenografía que se consagraba con una cabeza de dragón en la parte de arriba, una producción con mucha inversión, por lo que nos comentaron es una adaptación 100%fiel hasta el ultimo detalle de la producción de Broadway.

Una vez que empieza, el show, todo el teatro queda en silencio, y va transcurriendo la obra mostrando una producción increíble, desde la escenografía hasta los maquillajes.

Luego de una hora y media de musical, nos retiramos de nuevo al hall para el descanso, y bastante impactados no solo por el nivel del show, sino por la facilidad con la que se puede seguir la historia (Ok, el español y portugués tienen muchos puntos en común). Comentamos un poco de la obra, nos volvimos a encontrar con nuestra amiga, que nos daba mas detalles de las cosas que no entendimos de la obra y sobre el aspecto general de la producción. Vale decir, que el Hall a esta altura no había nene/a que no usara una remera, maquillaje o lo que sea que no haga referencia a la palabra Wicked o al color verde!

De todo para sentirte adentro de la obra
De todo para sentirte adentro de la obra

Cuando volvimos a sentarnos para ver la segunda parte, de unos 40 minutos, ya me sentía mas cómodo, la barrera con el resto del público, o el sentirse extranjero, desaparece cuando las protagonistas salen de nuevo a escena y uno se queda muy concentrado para ver todos los detalles, desde la música y los diálogos hasta en el ámbito estético.

 

La obra Wicked me dejo muy satisfecho, y lo primero que pensé, fue en por que tuve que esperar tanto para ver un musical tan espectacular (en el mejor sentido de la palabra). Y ahora la verdad, me deja con muchas ganas de ir a Broadway para ver algún que otro musical (Pero esta vez en ingles, y a seguir esperando por alguno en español). En fin, insisto, aunque estén en otro país, hay espectáculos que es mejor no perderse… Hablando de eso, pronto debería poner una reseña de lo que fue Cirque Du Soleil “Almaluna” y “Kooza”, shows que trascienden la barrera del idioma.

Para el que le interese:

Deja un comentario